miércoles, 16 de mayo de 2012

Pero cómo una planta, el amor hay que cuidarlo y regarlo con caricias, cuidados y cariños constantemente. No hay que descuidar el amor pues puede desaparecer y sólo al perderlo nos daremos cuenta del maravilloso tesoro que teníamos...!




No hay comentarios:

Publicar un comentario